Comunicación asertiva para construir vínculos sanos



¿Sabés qué es la comunicación asertiva?


Es una de las habilidades fundamentales no sólo para caber en este siglo XXI complejo y dinámico sino para poder ser más felices. La comunicación asertiva forma parte de lo que llamamos inteligencia social, que según Daniel Goleman (quien popularizó el concepto de inteligencia emocional), es la capacidad humana para relacionarse.


Sabemos que la comunicación forma parte de los vínculos, es intrínseca a ellos. Según Enrique Pichon Riviere, en todo vínculo hay circuitos de comunicación y aprendizaje. Pero a veces nos olvidamos de todas las posibilidades de aprendizaje que nos regala la comunicación y las conversaciones que sostenemos a diario.


La comunicación asertiva se trata, como punto de partida, de expresar nuestra opinión y transmitir mensajes de manera firme, directa, respetuosa y coherente, sin ser hirientes. Está íntimamente ligada a la empatía (próximo posteo), y posee múltiples beneficios: disminuye los niveles de estrés, mejora la autoconfianza y nos permite construir vínculos más sanos, entre otros tantos.


¿Cómo se logra? Entre otras cosas, además de practicar la escucha activa (si no escuchamos difícilmente podamos sostener conversaciones ricas) debemos aprender a despojarnos de juicios y preconceptos, ser conscientes de nuestra comunicación no verbal (gestos, tono de voz), tener claridad a la hora de hacer un pedido o un reclamo y evitar criticar o descalificar, acciones que entorpecen la comunicación y el entendimiento.


¿Cómo te comunicas? ¿Cómo cultivas tus vínculos?


soledad ytuarte logo (8).png